Museos andaluces

LOS MUSEOS ANDALUCES Y LA REVOLUCIÓN DEL NFT

Hace poco más de una semana nos hacíamos eco de la iniciativa del Museo del Hermitage de tokenizar parte de sus fondos, poniendo de manifiesto que casi todos los últimos grandes titulares de arte y cultura tienen que ver con la digitalización e irrupción del NFT.

A partir de la información extraída del portal del Museo Estatal Hermitage, el segundo más grande del mundo, conocemos su intención de presentar sus obras en la plataforma Binance NFT. Bajo el nombre de “Tu ficha se guarda en el Hermitage”, esta colección estará compuesta por las obras Madonna litta (Leonardo Da Vincci), Judith (Giorgione), Lila Bush (Vincent Van Gogh), Composición IV (Vassily Kandisky) y la esquina del jardín en Montgeron (Claude Monet), entre otras.

Por otro lado, Binance confirmó su colaboración en la creación y lanzamiento de esta colección de arte tokenizando del Museo del Hermitage mediante el siguiente formato: Cada obra de arte tendrá dos copias NFT, una de ellas a almacenar en el propio Hermitage y, la segunda, a vender en subasta en el market Binance NFT. Las certificaciones encriptadas serán firmadas por el actual responsable del museo, Mikhail Piotrovsky, creándose a partir de ese momento la validación de su autenticidad, la limitación en la cantidad de NFT e independencia de la obra material, transfiriendo todas las ganancias de la venta al Museo Estatal del Hermitage.

Difícil encontrar un mejor escenario desde donde liderar la revolución del arte digital que tenemos ante nosotros.

El arte en formato digital es ya un fenómeno global y que, junto con la Blockchain, ofrece nuevas propuestas de gestión y desarrollo. Esta revolución no solo consolida y expande la obra de arte digital per se, sino que  incorpora nuevos modelos de  explotación a partir de un nuevo concepto de propiedad y derechos de autor desde las colecciones de nuestros museos.

La milenaria historia de Andalucía ha dejado en herencia un inmenso legado de la mano de grandes genios de todas las facetas artísticas y culturales, contando además con una importante cantidad de museos de gran factura: desde el Bellas Artes de Granada, el museo público más antiguo de España, hasta los de más reciente creación como el del Íbero de Jaén, el conjunto museológico andaluz sorprende por su diversidad en formatos y colecciones, con un inmenso repertorio de fondos que convierten a la comunidad andaluza en un claro referente mundial.

Las políticas han convertido a ciudades como Málaga en ejemplo de apuesta cultural como fórmula de desarrollo económico compatible con escenarios turísticos tradicionales. En los últimos meses son numerosas las voces influyentes que reconocen públicamente el lugar privilegiado que ya ocupa Málaga en el mundo de la cultura y el arte, tras décadas de esfuerzo y buen hacer. Un esfuerzo que también ha calado en la sociedad malagueña y en la apuesta por su capacidad creadora y creativa. Esa Málaga ,Ciudad de los Museos, que ha irrumpido con fuerza es la misma que al mismo tiempo es el nuevo foco de atracción de las grandes multinacionales de la industria digital en Europa. Difícil encontrar un mejor escenario desde donde liderar la revolución del arte digital que tenemos ante nosotros y a la que Andalucía no ha de renunciar.

Desarrollar nuevas políticas de préstamos, configurar desde esta óptica el comisariado y las exposiciones temporales o, simplemente, plantearnos copropiedades en formatos NFT desde las diferentes administraciones o particulares con programas específicos, podrían ser buenos recursos para salvaguardar el patrimonio de los museos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta