SOLEDAD II

SOLEDAD II
Luis Muñoz

Luis Muñoz sigue indagando en el maravilloso y fascinante mundo del mar, su paleta, su quietud y su inquietante belleza. De nuevo aquí el centelleante espectro amenaza provocando un desasosiego en el espectador que espera atento su aterrizaje en la superficie del océano o, quizá, un swin que remonte rasgando la bóveda celeste como quien rubrica un lienzo en blanco con incandescente puntero.

La tensión que genera su composición sorprende por lo equilibrado del todo, aquí apenas alterado por algo más de un punto como si lo inmutable del paisaje y lo rotundo de su presencia se mostrase a la vez con gigantesca vulnerabilidad.

SOLEDAD I

SOLEDAD I
Luis Muñoz

De enorme plasticidad, Luis Muñoz acude a la marina como género potenciando lo inconmesurable e infinito del océano en una increíble paleta de fríos ,en donde aspectos de la poética romántica afloran ahora con enorme contemporaneidad enfrentando al espectador a un horizonte inquietante donde la aparente calma se quiebra con su reflejo incandescente alertando de un instante único frente a lo inmutable del cielo y el mar.

Con una gran trayectoria profesional, el lenguaje perfeccionista, equilibrado y brillantemente ejecutado de Luis Muñoz, nos hace posicionarnos a la belleza sin más y lo que nos puede llegar a desequilibrar ahora si cabe más por lo incierto de su tratamiento meteórico y electrificante dando una nueva significación.