CINCO PREGUNTAS: FERNANDO CARMONA

Fernando Carmona es el Product Manager de Kriptie’s. Tiene una larga experiencia como gestor cultural y comisario, labor que compagina con la de interiorista y paisajista. Apasionado del arte, también ha desarrollado una amplia actividad docente.

¿Cómo nace tu interés por el criptoarte?

Siempre me ha interesado el arte y todo lo que afecta de alguna manera a la creación y exposición artística. Ya hacía unos meses que entre varios compañeros reflexionábamos sobre las exposiciones inmersivas, el material digital, etc. El criptoarte empezaba a ser próximo a lo largo de la pandemia, cuando lo digital y la producción artística experimentan un cambio absolutamente radical.

Los que como yo somos profesionales en el ámbito cultural y trabajamos fundamentalmente en museos, vimos de repente cómo lo digital se abría como único medio para no desaparecer en el confinamiento. No solo desde la difusión de las colecciones con nuevos formatos; vimos que mostrar arte era sin duda una cuestión de lo digital por pura supervivencia. Fue desde luego más que un simple interés.

¿Qué crees que puede aportar al arte?

De momento aporta una fascinante visibilidad y accesibilidad. Creo que son dos cuestiones de peso.
Sin duda, además, amplía un espectro creativo brutal y una mayor libertad en el ámbito de la difusión por consiguiente un nuevo modelo de mercado. No solo hablamos de nuevos formatos, nuevos lenguajes, una nueva forma de producción, también hablamos de conservación, de nuevos modelos de consumo y, cómo no, de un nuevo público que encuentra en lo digital el tipo de “ventana” y un tipo de arte a los que quiere asomarse y donde vivir su experiencia.

¿Y a la sociedad?

Aún es pronto y el impacto de la pandemia sigue presente de una manera u otra, pero la sociedad es consciente de cómo el arte ha sido clave en la superación de los momentos más críticos de este proceso tan duro y doloroso. El arte en sus múltiples expresiones, ha supuesto un valor casi vital y lo digital ha sido absolutamente clave. No tengo duda de que ha venido para quedarse. Habrá que analizar cómo evolucionan todas las variables que lo han traído hasta aquí y cómo son asumidas por las nuevas generaciones. Destaca entre todo esto la penetración de la producción de videojuegos, desde mucho antes de la pandemia.

¿Qué papel le das a la curación o selección de obras en el futuro del Criptoarte?

Creo que es un papel fundamental. Ahora más que nunca es necesario rigor en ese proceso de selección y establecer parámetros de calidad y absolutas garantías con criterios y referencias que no desvirtúen esta transformación y que afecta especialmente también al mercado.

¿Cómo ves el recorrido de Kriptie’s en un par de años?

Creo que el proyecto ha realizado una labor de análisis previo muy riguroso y, desde luego, la globalización del arte, los nuevos medios de producción, los nuevos artistas, el avance tecnológico y un larguísimo etc. hacen de este un tiempo de especial idoneidad para esta transformación hacia lo digital; una transformación que no debe dejar a nadie atrás, incluidos los artistas más convencionales.

Este fenómeno se hace especialmente interesante en una ciudad como Málaga, sede ahora de importante marcas tecnológicas y de comunicación , ahora que se consolida como ciudad de los Museos y que tiene que seguir abanderando esa estrategia de apuesta por la cultura mirando más que nunca al futuro en un tiempo en que ,nuevos mercados , consumidores , creadores miran lo digital

Hay que estar en ese cambio y hay que apostar por él en marcos de absoluto rigor y seguridad. Sin duda en Kriptie’s tenemos claro ese proceso y dentro de dos años me gustaría verme inmerso en este fascinante proceso de transformación como referente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta