EN MARRUECOS
Fer Gómez

Si en la Equitativa el icono poliédrico de Fer Gómez transformaba tímidamente el hito malagueño, en esta ocasión el instante del paisaje nos transporta sin complejos al tótem que con rotundidad llena el espacio en un ejercicio tribal que ahora señala el aquí y el ahora en el universo del artista, pero en donde la gama cromática a pesar de la rotundidad del cuerpo poliédrico se mimetiza con el entorno.

El estudio espacial y la proporción juegan en este caso especialmente un interesante pulso que Fer Gómez resuelve sin complejos y con la rotundidad que caracteriza su lenguaje, generando desconcierto pero rápidamente una plena experiencia estética que nos acerca cada vez más a su figura poliédrica, más legible y cercana, formando parte de un lenguaje que no cuesta descodificar y que conecta con lo mas primigenio de nosotros mismos, simbolizando lo verdaderamente importante.

¿Necesitas ayuda?

Escríbenos por el chat en línea o solicítanos una videoconferencia para asesorarte y acompañarte gratuitamente en el proceso.