DÍA MUNDIAL DE LA FOTOGRAFÍA

Hoy es el Día Mundial de la Fotografía.

El objetivo de celebrarlo este día, el 19 de agosto, es que en el año 1839 la Academia Francesa de Ciencias anunció al mundo la técnica fotográfica conocida como daguerrotipo, una de las primeras de su tipo en el mundo. También en ocasiones se toma este día para celebrar el día mundial del fotógrafo.

Hace un siglo aperecía una nueva tecnología que amenazó con cambiar la forma en la que el arte se compraba, vendía y era entendido: la fotografía. Mientras que una pintura o una escultura eran algo muy único, con un solo negativo se podían imprimir tantas copias como quisieras, de una forma similar a cómo ahora se pueden hacer miles de copias de un archivo digital.

En este aniversario la fotografía, además, vive un momento excepcional con el desarrollo de los nuevos NFT, la explosión del criptoarte y todo un nuevo espacio de exposición y desarrollo.

El caso es que la discusión sobre el valor de los NFT no es nueva. Cuando la fotografía comenzó a popularizarse, a Salvador Dalí le preguntaron cuál era la diferencia entre una muy buena fotografía y un cuadro pintado por Velázquez del mismo sujeto visto desde el mismo ángulo. Respondió que la única diferencia son los siete millones de dólares por los que se había comprado por aquel entonces su retrato de Juan de Pareja, para recalcar que la fotografía no mató la pintura, sino que la resucitó.

Esta misma cuestión resuena en el mundo digital, donde todo es replicable al instante y con exactitud matemática, luego… ¿Son los NFT la clave para resucitar el arte digital. Probablemente mucho más que eso.

Lo que sí parece claro es que cualquier avance tecnológico conlleva la incertidumbre de cómo preservar la calidad de lo manual. No obstante, dice Schmidt que, si bien Walter Benjamin en su teoría estética sobe el arte “sostenía que la reproducción tecnológica de una obra de arte permitiría una democratización del acceso a las imágenes”, esto se ve “trastornado por los NFT, que existen una sola vez y no son duplicables”. Por tanto, “la profecía de Walter era errónea”, aunque puede que no fallara en otro aspecto: “Decía que con la reproducibilidad tecnológica de las obras podría desaparecer el aura de un cuadro”. Dice el director de los Uffizi que “puede ser que el emerger de los NFT reduzca la esencia de una obra original, pero esto aún no lo sabemos. Ahora estamos viviendo la revolución, que nos está cambiando la vida y su entero desarrollo, por lo que no podemos hacer especulaciones”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta